martes, 7 de diciembre de 2010

Croquetas de Patata y Pollo - Croquetas Estilo Latinoamericano

Primero que nada aclarar que estas croquetas no son las típicas croquetas que se comen en España, son unas croquetas que son parte de mis recuerdos de infancia y de mi afán por dar mis inicios en la cocina, cuando en mi casa se preparaban estas croquetas yo siempre insistía en hacer algo, que si desmechar el pollo, o formar las croquetas o incluso freír, pero esto último no me lo dejaban hacer, imagínense que para entonces difícilmente alcanzaría los 8 años, sin embargo siempre estaba allí atenta a ver en que me dejaban ayudar y el olor de estas croquetas son simplemente un buen recuerdo de infancia.

Yo daré hoy la receta de estas croquetas a base de pollo, pero se pueden hacer con restos de carne, puede ser algún filete que haya sobrado o con una lata de atún que tengamos en casa, son muy versátiles. 

A diferencia de las croquetas que en España son hechas a base de harina, estas que les muestro son basadas en patata. Sin más, les dejo con los detalles de la receta.

Para preparar croquetas para 4 personas (unas 4 por persona) necesitaremos,
Tiempo de preparación 15 minutos (si ya tenemos las patatas cocidas)
4 patatas medianas hervidas y blandas, con el mismo punto de cocción que necesitamos para hacer un puré.
4 cucharadas de leche descremada líquida
1 huevo entero
100 grs de pollo desmechado
1 ramillete de cilantro picado finamente
1/4 de cebolla pequeña picada muy finamente en cuadritos
25 grs de queso rallado
Pan rallado estilo provenzal (con hierbas)
Sal y Pimienta al gusto
Aceite de girasol para freír

Para empezar pisamos las patatas como si fuésemos a hacer un puré, cuando tengamos las patatas bien pisadas, agregamos la leche, el huevo, el pollo, el queso, la cebolla, el cilantro, con sal y pimienta al gusto, y formamos una masa, integrando bien todos los ingredientes, a este punto, la masa estará bastante pegajosa y se adherirá mucho, para hacerla más maleable y que no se pegue tanto, vamos a ir agregando pan rallado hasta que tengamos una masa maleable, pero que no se peque a las manos. A continuación las fotos de los pasos de preparación,


En este momento, podemos colocar el aceite a calentar en una sartén, y llenaremos la sartén con aceite hasta llenar un dedo aproximadamente, el aceite debería cubrir las croquetas hasta la mitad, para cuando las volteemos, estén  cocidas uniformemente por ambos lados.

Con el aceite calentando vamos formando las croquetas haciendo cilindros  pequeños que luego achataremos por 2 lados de manera que tengan 2 caras planas más grandes.

Cuando el aceite esté caliente, colocamos las croquetas en la sartén dejándoles un espacio para que cada una se cueza por separado, una vez dorada una cara, volteamos para dorar la otra; las retiramos del fuego y las escurrimos en papel absorbente de cocina, y luego servimos.

Estas croquetas se comen calientes, o también se pueden comer frías, prueba ambas maneras y descubre tu preferida! Frías incluso de un día para otro o más se concentran los sabores y están muy ricas; recién hechas bien calientes están deliciosas también.

Servir y disfrutar!!! Sírvelas como aperitivo o como algún pasapalo para una fiesta, o prepáralas para una comida cotidiana acompañadas de una buena ensalada mixta.


3 comentarios:

  1. Niu, de verdad te felicito por toda esta iniciativa. Un abrazo, MAITE

    ResponderEliminar
  2. I really liked your blog article.Looking forward for more such stuff.

    ResponderEliminar